Home > La Fundación

La idea de cooperación debe ser el faro de una cooperativa, la que los emprendedores de este proyecto creamos en 1986. Debido a la generosidad de muchos, que confiaron en nuestro hacer, para poder adquirir la propiedad de este territorio, nos convertimos en fundación en 2002 simbolizando así, protegiendo el ideario y el patrimonio, la voluntad de continuidad, el faro de una fundación. Cooperación permanente, así de simple. Siempre hemos cooperado con la voluntad de los que nos han pedido cobijo e intercambio, si hemos creído que lo podíamos hacer. No siempre lo hemos hecho bien, ¡bastantes errores hemos cometido!. Así hemos aprendido a no rehuir a nuestros valores y, por lo tanto, a las consecuencias de creer en lo que creemos, y también hemos aprendido a no cooperar con aquel que no le pone su voluntad a hacer lo que declara que desea hacer; así de simple. Desde siempre, ahora, y para siempre, amaremos cooperar con quien trabaje para conseguir que los individuos se hagan mejores y por tanto mejore también la sociedad. Hasta donde podamos, hasta donde sepamos, hasta donde soñemos. Así de sencillo.